Los bebés Touchscreen


Hoy en día nos interesamos más en que nuestro hijo sepa mover su dedo en una Tablet que gatear de forma adecuada. Algunos padres alardean de lo prematuros digitalmente que son sus hijos, muchas veces llegan a la consulta molestos porque la maestra del maternal refirió al menor y argumentan lo hábil que es su niño con la “pantalla- dedo”… Al preguntar ¿cuántas veces llevan al niño al parque? ¿juegan con él?  Después de un largo silencio y en tono de voz bajo se escucha “eso es importante… Si es un muy inteligente”.Hace unas semanas fui a un curso en la Clínica Neuropsicológica Panamá y fue impresionante conocer más a profundidad todo lo que puede ocasionar en el cerebro de un bebé una actividad tan insignificante para los padres como “ver la televisión”. ¿Sabía, usted que usar estas tecnologías antes del año tienen un impacto poco favorable en los infantes y sobre todo si no hay supervisión o asesoramiento de los padres o un adulto responsable? En este mismo curso se demostró que HASTA QUE EL NIÑO NO HABLE NO DEBE USAR TEGNOLOGÍAS… El AppleStore tiene una serie de aplicaciones, lo interesante del asunto es que el Store aclara “Pensada para niños de hasta 5 años” y son los creadores de esas aplicaciones que indican la edad de 1 a 4 años… Entonces en realidad no hay una aplicación para bebés menores de 12 meses, pero las de 12 meses a 24 meses son bajo responsabilidad del padre porque es el que decide cual descarga o lo interesante que puede parecer para su niño.

Hoy en día es muy común ver niños con pocas habilidades en el área psicomotora y de lenguaje, además están siendo etiquetados desde muy pequeños, pero pensemos, un cerebro que no descansa, que maneja tanta información al servicio de un click ¿en qué momento ese niño o esa niña se desconecta? Si hasta cuando duerme lo hace con una música en un ipod que posiblemente los padres encontraron que estimula las ondas cerebrales. Imaginemos un bus de ruta, nuevo, lleno de pasajeros subiendo una montaña, poco a poco se irá acondicionando o adaptando hasta que puede subir con mayor facilidad, un día ese bus puede ir con pocos pasajeros y subirá más rápido, no obstante si hay algún pasajero en la mitad de la montaña esperándolo sencillamente “no parará”… entonces algo así es la atención y sobre todo con estas nuevas tecnologías ¿cómo prestar atención en el salón? Cuando la maestra no es de pixeles, no cambia de colores, sonidos, no es 3D, aunado a eso no le puedo pasar el dedo y esperar que haga algo interesante para mi.
Entonces que podemos hacer ante tantos estímulos y un mundo real sin filtros de Instagram… la respuesta es sencilla “siéntese y enséñele a jugar” bríndele esa oportunidad de imaginar, no tenga miedo de tirarse al piso, cuéntele cuentos o pídale que inventen uno. Si siente que no sabe como hacer el asunto recuerde los juegos que le gustaban de niño, es impresionante como un niño Touch cuando le enseñamos como se soplan burbujas, es algo tan simple… pero a veces lo simple y sencillo crea más conexiones neuronales que dar un click y esperar que pasa.

RECUERDEN EL CEREBRO NECESITA DE LAS EMOCIONES SIGNIFICATIVAS una touchscreen no podrá ser más divertida que vivir la experiencia de intentar hacer un castillo de arena, montarse por primera vez en un triciclo o sencillamente jugar a las escondidas con los padres.