Cutting (cuando cortarse es el lenguaje de los adolescentes)


Durante la adolescencia es muy común los “acting-out y acting-in” (tendencia a actuar) que puede ser una manera de enfrentar los conflictos internos, esta tendencia a actuar puede ser representada por un carácter impulsivo, confrontaciones, ponerse a prueba por medio de conductas excesivas y experimentar por medio de situaciones riesgosas. Estas conductas pueden ser una modalidad de la mente para elaborar una realidad interna difícil de contener y que produce cambios continuos, inestables y en algunos casos angustias.¿Qué es el Cutting?

Dentro de las diversas manifestaciones de conductas autolesivas y/o autoagresivas el ”cutting” es la más predominante, además es considerado uno de los síntomas más frecuentes en adolescentes con dificultades emocionales.

El “cutting” también denominado “risuka” o “self Injury” como mejor se conoce al acto o práctica de cortarse, puede ser una manera impulsiva de expresar los problemas. Actualmente se puede considerar un fenómeno de moda entre algunos grupos de adolescentes y jóvenes que consiste en el “ataque al propio cuerpo”.

Las partes del cuerpo que son más utilizadas por los adolescentes son los brazos y piernas. Algunos pueden sentir pena o vergüenza de este acto y utilizar abrigos manga largas, para cubrir las heridas.

dianaLa mayoría de los adolescentes realizan esta práctica en secreto, pueden sentirse avergonzados, porque piensan que nadie los entenderá y pueden empezar a aislarse de sus amigos y familiares.

El cutting puede ser una manera de expresar lo que no se puede comunicar en palabras, en algunos adolescentes las emociones son tan difíciles de manejar que necesitan canalizarlas de alguna manera y algunos encuentran en autolesionarse la liberación de sus emociones “una herida que expresa otra herida”.

Algunos adolescentes que se cortan no intentan suicidarse, sin embargo buscan en la marca que produce la herida, plasmar el dolor emocional que no logran expresar o canalizar de una manera adecuada.

pcne-00000004Debemos tomar precauciones, porque cortarse se puede convertir en un hábito hasta llegar a ser una conducta compulsiva, ya que el cerebro puede asociar el cortarse con una falsa sensación de alivio. Cuando un adolescente esté pasando por un problema, puede sentir la necesidad de cortarse cada vez más, para aliviar su dolor.

Entonces es preocupante, porque las heridas pueden ser superficiales, pero al volverse compulsivo las cortadas podrían ser más profundas.

Señales de advertencia

  • Cortarse o rascarse severamente la piel.
  • Heridas o cicatrices de cortes inexplicables, en algunos casos pueden ser quemaduras.
  • Manchas de sangre en la ropa, toallas.
  • Llevar consigo objetos afilados o instrumentos de corte.
  • Insiste en usar suéteres o pantalones largos, incluso en días calurosos, para encubrir sus marcas o cortes.
  • Necesidad de estar solo o tendencia a aislarse.
  • Inseguridad.
  • Irritabilidad.
  • Conductas compulsivas.

Algunos consideran que el cortarse puede ser “querer llamar la atención”, pero este llamado de atención, nos está diciendo algo que está pasando en la vida del adolescente, mostrar una necesidad o carencia posiblemente afectiva.

¿Cómo podemos apoyar?

  • No juzgar, estereotipar o ridiculizar al adolescente, porque podemos hacerlo sentir mal y alejarlo.
  • Establecer un vínculo de apoyo.
  • Brindarle la oportunidad de estar disponible en cualquier momento.
  • Alimentar la comunicación y ver en el diálogo la mejor oportunidad para conocerse.
  • Buscar apoyo profesional.

perfect_pinkEl cutting puede volverse el lenguaje de los adolescentes, pero como padres y profesionales necesitamos aprender a escuchar de manera activa, y cuando digo escuchar es hacerlo fuera de la crítica o amenaza, recordemos que parte de nuestra responsabilidad como padres es brindarle apoyo a nuestros hijos y enseñar que la comunicación efectiva es una manera de resolución de conflictos.

2 Responses


  • Dimas E. Villarreal P. // //

    Muy atinado comentario David Moleiro Melián.

  • David Moleiro Melián Psicólogo // //

    Estas conductas son una forma de expresar esos conflictos internos que sufren los adolescentes y que no saben expresar de otra manera, se pueden considerar peticiones de ayuda de alguien que está sufriendo.

Leave a Reply