¿De dónde vienen los niños?


Freud no trabajó directamente con niños, pero en el caso del pequeño Hans se puede ver en una parte como orienta el análisis del padre hacia la angustia que provocó en Hans el nacimiento de su hermanita Hanna y al misterio recurrente en las fantasías y preguntas de Hans sobre el origen de los bebés.

Sí, desde los tiempos de Freud ya los infantes tienen curiosidad por el nacimiento de sus hermanitos, primitos o sencillamente por su propio origen.

Cada dinámica familiar tiene sus creencias, valores y lineamientos, pero al tener niños y niñas esta es una pregunta que va a surgir antes de los 6 años…

No es fácil hablar de sexualidad con los hijos y sobre todo tratar de responder con naturalidad, a sus numerosas dudas y de por sí, como se las ingenian los niños para agarrarnos en los momentos más inesperados. Aunque en las charlas para padres hemos revisado que el punto no es responder a las preguntas, la tarea es adecuar el discurso a la edad de nuestros hijos.

Françoise Dolto, recomienda contestar a esta pregunta remitiéndose al deseo de vivir de nuestro hijo, por ejemplo, de esta forma: “Tu querías nacer y nosotros queríamos tener un hijo. Nos encontramos los tres y tú comenzaste a crecer en mi vientre”. Porque el acto sexual no lo explica todo. Si solo le contamos al niño la esfera fisiológica de su nacimiento, convertimos, según Dolto, al cuerpo en mera carne.

No te alarmes y mucho menos inventes historias de cigüeñas y demás porque puedes llegar a perder la confianza del menor. Recordemos que el niño tiene que ir al kinder en algún momento y con sus compañeritos puede escuchar otras versiones. Así que les recomiendo que seamos claro y mantengamos la versión oficial, porque en ocasiones es mejor dejar clara nuestra versión y saber qué versión tengan en la familia del otro niño.

Algo que suele pasar es que los padres les dan esta catedra de fisiología con anatomía y un poco de genética al niño y el sólo quería saber si de verdad que los bebés están en la barriga de la mamá por un tiempo. Por eso primero hay que sondear y ver que conoce el niño y aclarar dudas.

Las explicaciones pueden variar dependiendo la edad del niño y sobre todo también del niño, porque un niño de tres o cuatro años se puede mantener tranquilo con saber que estuvo nueve meses en la barriga de mamá y después nació si son más curiosos como los de siete y ocho años entonces procedemos a explicar de manera más clara, donde podemos involucrar el punto de vista biológico… lo que si debemos dejar claro es que es un bebé llega al mundo por el acto de amor de los padres (aquí podemos mencionar que el cuerpo y los padres necesitan cierto nivel de madurez)y que es con consentimientos de los mismos.

El problema para dialogar con nuestros hijos de estos temas dependen en gran medida de cómo vivimos nuestra propia sexualidad.

Leave a Reply