Funcionamiento Intelectual Límite


En las fronteras de la discapacidad intelectual y de la inteligencia “normal”, se encuentra una característica que hace referencia al funcionamiento intelectual límite, no es una enfermedad o trastorno mental, pero sí una condición de inteligencia en algunos niños, niñas y adolescentes.

Funcionamiento intelectual límite

Lo podemos definir como algunas limitaciones en el funcionamiento mental (habilidades para aprender, pensar y resolver situaciones o problemas), también en el funcionamiento adaptativo o social (habilidades de comunicación, autocuidado personal y destrezas sociales). Estas limitaciones tienen como consecuencia que el niño, niña o adolescente presente un ritmo bajo o “lento” en sus actividades.

Las personas con funcionamiento intelectual límite ¡Sí aprenderán! solo que se necesitan un poco más de tiempo que las personas de su edad.

En el Manual diagnóstico de los trastornos mentales se le denomina Funcionamiento Intelectual límite al cociente intelectual comprendido entre 71 y 84. En la Escala Weschler se valora en base al cociente intelectual comprendido entre 70 y 79. Recordemos que no solo es en el área cognitiva, si no también en el área adaptativo.

Posibles causas:

Las principales causas pueden ser el impacto nocivo sobre el sistema nervioso central durante la etapa de gestación como: los efectos fetales del alcohol, abuso de drogas durante el embarazo, irradiación intrauterina, infecciones, entre otras.

Por eso es bueno recordar que durante el embarazo la madre debe modificar su estilo de vida, mal alimentación y nutrición, sobre todo durante las primeras semanas, porque es durante este periodo donde se va desarrollando principalmente el sistema nervioso central.

Los estudios nos indican que los problemas de salud como: varicela, meningitis y tos convulsiva, cuando son bebés expuestos a productos como plomo o mercurio, pueden causar funcionamiento intelectual límite.

Características:

  • En el desarrollo se observarán algunas áreas con dificultad, por ejemplo: gatear, caminar o hablar por debajo de los niños de su edad.
  • Durante la educación primaria obtienen notas regulares o bajas.
  • En la educación media presentan dificultades para seguir el ritmo académico, muchas veces necesitan adecuaciones curriculares no significativas, también atención individualizada y apoyo de tutorías.

Dentro de los criterios más significativas tenemos:

  • Problemas de lectoescritura y razonamiento lógico- matemático.
  • Dificultades en el desarrollo del lenguaje.
  • Poca organización, gestión y planificación del tiempo.
  • Problemas en la atención y concentración.
  • Buen nivel de memoria selectiva.
  • Conflictos en las relaciones afectivas.
  • Falta de iniciativa.
  • Dificultades en la administración del tiempo libre u ocio.
  • Baja autoestima, tolerancia al fracaso y frustración.
  • Rasgos de inseguridad, se pueden mostrar tímidos.
  • También pueden ser protagonistas de Bullying.

Los estudiantes con funcionamiento intelectual límite necesitan de la sensibilización del sistema educativo, apoyo del cuerpo docente, de los padres, madres y familiares.

En la etapa de la adolescencia presentan dificultades en las relaciones con sus coetáneos, porque existe un desfase entre la edad cronológica y la edad mental. Pueden preferir la compañía de menores que ellos, y sentirse mejor con este tipo de amistades que con sus compañeros de aula de clases.

Los padres, madres y docentes deben reforzar el juicio y la toma de decisiones, porque pueden ser víctima de presión de grupos, y así experimentar el consumo de drogas legales e ilegales.

Ahora bien, ¿qué podemos hacer?

  • Recordar que lo importante es que todo niño aprenda en función a su capacidad.
  • Anime a su hijo a ser independiente, recuerde que la función como padres es proteger, no sobreproteger.
  • Establecer una rutina de estudio.
  • Valorar los intentos, por pequeños que sean.
  • Trabajar habilidades sociales.
  • Enseñar técnicas de estudio, preferiblemente con diagramas, gráficos o imágenes.
  • El arte como expresión de las emociones, desarrollo de la psicomotricidad y creatividad.
  • Realizar ejercicios de resolución de conflictos, por ejemplo podemos utilizar las películas o cuentos, para exponer una situación y pedir alternativas de solución.
  • Los deportes son parte de las actividades recreativas que los motivan y se pueden obtener resultados satisfactorios.

Como padres somos una de las piezas fundamentales en el rompecabezas que construirán nuestros hijos e hijas. El hecho de que presente una condición límite no significa que lo vamos a limitar, al contrario debemos acompañarlos a conocer sus habilidades, destrezas y fortalezas, para que logren el mayor aprovechamiento y a partir de allí ellos puedan escoger una carrera vocacional y/o profesional, para su vida personal y sobre todo como parte de la sociedad.

Leave a Reply