Funciones ejecutivas y el TDAH


Fulanito ya tiene la etiqueta más que clara, sus docentes no le tienen ni un minuto de paciencia, sus compañeros en el recreo lo dejan a un lado, porque dicen que es muy “intenso” (de por sí el termino me parece más adulto que de niños), su madre en medio de la desesperación asiste a un paidopsiquiatra que le diagnóstica al menor un TDAH argumentado en el DSM-5 y de tratamiento metilfenidato de duración “hasta el otro mes, pague su consulta y lleve su receta”.

Como fulanito hay muchos casos en nuestros centros educativos y con tratamientos médicos eternos “esperando el cambio”, pero recuerde que las píldoras no crean habilidades y un tratamiento farmacológico sin la terapia adecuada no tendrá mucho efecto.

Son muchos los casos de niños con Trastorno por déficit de atención con hiperactividad que según los estudios recientes en neurociencias este trastorno puede ser una limitación para el desarrollo de las funciones ejecutivas.

¿Qué son las funciones ejecutivas?

Es como el gerente del cerebro, nos ayudan a enfocarnos y a completar las tareas en las que estamos trabajando. Podríamos decir que es como un kit de herramientas de ejecución y habilidades cognitivas, que nos ayuda a establecer prioridades, a organizar y a iniciar nuestro trabajo.

Russell Barkley un doctor en psicología clínica ha centrado sus estudios en las dificultades de las funciones ejecutivas y su relación con el TDAH, además propone el termino de Trastorno de inhibición conductual como alternativa al ambiguo término TDAH

El modelo de Barkley nos habla de un deterioro en las funciones ejecutivas que están más relacionadas con el TDAH:

Memoria de trabajo

Es un tipo de memoria a corto plazo, que mantiene y manipula la información de manera temporal. Integra el recuerdo de las experiencias pasadas con actividades de la vida cotidiana y está relacionada con recordar las indicaciones e instrucciones.

Lenguaje interno

Es el que usamos para conversar con nosotros mismos, además nos permite darnos cuenta internamente cuales son los pasos para adaptarnos a una situación o momento determinado. En sí es la habilidad para seguir las reglas.

Autorregulación de las emociones y motivación

Se basa en identificar y manejar las propias emociones para facilitar las metas posteriormente. Podríamos mencionar que ayuda a controlar las frustraciones y tolerancia que son necesarias para culminar tareas.

Reconstitución

Es la habilidad para utilizar estrategias aprendidas en situaciones similares o nuevas.

¿Cómo padres como podemos ayudar en casa?

  • En una cartulina desglosa los pasos para realizar, cumplir un objetivo o actividad asignada en el hogar.
  • Tenga a mano siempre papel manila, donde pueden escribir las instrucciones o deberes del niño por día. Si claro puedes utilizar la semana, pero recuerda poquito a poco se logra el asunto.
  • Las órdenes deben ser claras, precisas y concisas… nada de dar tantas vueltas para pedir que arregle la cama. Padres sean directos.
  • Utilice un diario donde el niño pueda escribir sus emociones, por ejemplo: ¿cómo se sintió en la escuela? Si son niños no los presionemos a escribir tanto, pueden utilizar imágenes de revistas con emociones, para describir las de ellos o sencillamente colores y a pintarlas.