La hora de juego diagnóstica


Dentro de nuestro trabajo clínico en psicología infantil, debemos realizar una impresión diagnóstica que será la guía, para ofrecer un mejor tratamiento o terapia a nuestros niños y niñas. Es fundamental tener un enfoque o corriente dentro de las teorías psicoanalíticas, psicodinámicas, cognitivo- conductuales, gestálticas (mencionando las principales).

Muchas son las pruebas psicométricos, inventarios y/o escalas de desarrollo, cuestionarios de personalidad y sobre todo los test proyectivos que nos arrojan mucha información relevante para el conocimiento de nuestro niño o niña.Para conocer un poco sobre las novedades de los test psicológicos, les dejo los link de los catálogos 2013 de las principales empresas españolas y latinoamericanas:

TEA Ediciones

Manual Moderno

Paidós

Recordemos que una de las técnicas o herramientas más importante para todo profesional dentro del campo científico es “la observación”.

Se consideró que la vía regia para penetrar en el inconsciente infantil era el juego en lugar de los sueños. Lo cual derivó en un gran numero de posibilidades terapéuticas nuevas (Brierman)

La hora de juego diagnóstica es una técnica que podemos utilizar dentro del proceso psicodiagnóstico con el objetivo de conocer la realidad del niño(a) y complementar la entrevista inicial con los padres, la anamnesis, las técnicas proyectivas y psicométricas.

En el siglo IV Platón un filósofo griego muy reconocido nos dejaba la siguiente cita célebre:

“Se puede descubrir más de una persona en una hora de juego que en un año de conversación”

Al utilizar la hora de juego diagnóstica le brindamos al niño la posibilidad de jugar en un contexto particular, donde se crea un campo que será estructurado en función de las variables internas de su personalidad; donde podrá expresar un segmento de su vida psíquica en el aquí y ahora, sus fantasías, temores y deseos.

La hora de juego diagnóstica y la terapia de juego

Para empezar a conocer más sobre esta técnica, veamos la diferencia entre la herramienta diagnóstica y la terapia.

tabla

El espacio donde se efectúa y los materiales a utilizar configuran parte del encuadre (para conocer más los invito a leer o re-leer los artículos de Donald Woods Winnicott) de la técnica.

Sala de Juegos y materiales

“Es en el juego y sólo en el juego donde el niño o el adulto como individuos son capaces de ser creativos y de usar la totalidad de su personalidad, y sólo al ser creativo el individuo se descubre a sí mismo” (Winnicott) 

Nuestra sala de juego es el espacio que debe permitir libertad de movimientos, debemos tener un mobiliario adecuado, permitirle al niño jugar con agua (los que utilizamos la terapia de la caja de arena). Además los materiales (juguetes y otros elementos) deben ser de fácil alcance para los niños, al lado de la caja abierta o materiales en la caja destapada (para los colegas que implementan la “cajita de juego”).

Los materiales dependerán de la corriente o enfoque de cada psicólogo o profesional de la salud mental.

Erickson nos recomienda utilizar elementos estructurados o figurativos. Los materiales que vamos a utilizar en base a este teórico dependerán de la problemática del niño o niña. Entre los esenciales: teléfonos (dos), familias de muñecos, bebé de trapo, entre otros.

Klein nos dice que es mejor utilizar materiales inestructurados, porque los estructurados pueden producir un grado sugestivo en el niño y no permitir los mecanismos de proyección. Los Klenianos utilizan: telas, gomas, agujas, hilos, hojas de papel o revista donde el niño pueda exponer las situaciones.

Efron, Fainberg, Kleiner, y Woscoboinik nos integran los dos teóricos anteriores, indicando un intermedio, entre los materiales estructurados e inestructurados, podemos utilizar:

  • Hojas de papel
  • Lápiz de escribir y borrador
  • Lápices de colores
  • Crayones
  • Tijera de punta redondeada
  • Macilla
  • Sacapuntas – Goma
  • Muñecos
  • Familia de animales (salvajes y domésticos)
  • Carritos
  • Avioncitos
  • Platitos con tacitas
  • Cubos – Hilo de carretilla
  • Retazos de tela
  • Pelota chica

Los materiales deben estar en buen estado y calidad, para que el niño(a) pueda utilizarlos con confianza y evitar el “sentimiento de culpa” que produce si rompen algunos materiales, les recomiendo si pueden tener varios de cada uno de los indicados anteriormente.

Para los profesionales que comparten consultorios o realizan sus prácticas clínicas o profesionales, aquí les puedo sugerir que consigan una caja donde puedan transportar los materiales.

Ya tenemos un poco de conocimiento sobre la sala de juego y los materiales, entonces ahora lo que le indicamos al niño, será la siguiente consigna:

“Los juguetes que están dentro de la caja (o sobre la mesa) puedes utilizarlos como quieras. Yo, mientras observaré para conocerte y así poder ayudarte” 

Rol del psicólogo o terapeuta infantil

  • Observador, aquí debemos conocer la problemática que el niño nos esta presentando para la elaboración de nuestras hipótesis. En ocasiones el niño nos pide que nos involucremos en el juego, en esta situación y por tratarse de la hora de juego diagnóstica, dejemos que sea el niño quién nos indique las características o rol que desea que realicemos en su juego, para que no interfieran nuestras propias fantasías.
  • Registrar su observación, tenemos que hacer registro de nuestras observaciones, algunos profesionales utilizan las notas para no perder ningún detalle, otros anotan al final o graban sus observaciones.

Criterios de interpretación de la hora de juego

Elección de juguetes y de juegos, aquí debemos tener presente los siguientes aspectos:

La modalidad de aproximación:

  • La distancia (el niño mira el juguete desde una distancia, pero no logra acercarse.
  • Dependencia (espera nuestra indicación, para tomar algún juguete).
  • Evitativa (se va aproximando lentamente al juguetes, en ocasiones con pequeñas pausas).
  • Dubitativa (toma y deja los materiales).
  • Irrupción (toma bruscamente los materiales o de forma caótica).

Es de suma importancia observar el primer juguete que toma el niño, si es de acorde a su edad, conocer la relación o la iniciativa que lo llevo a tomar el material de la sala. 

El juego debe tener un principio, desarrollo y fin, aquí podemos observar si el niño inicia a jugar y deja inmediatamente el juguete, estos detalles, nos servirán para conocer más sobre la vida psíquica de nuestro niño.

Además en la modalidad del juego, debemos observar si tiene:

  • Plasticidad (el niño toma el juguete y puede expresar sus fantasías en el juguete).
  • Rigidez (es un juego monótono y con poca capacidad de creatividad), estereotipado (es cuando los niños juegan un solo juego y lo repiten, en algunos casos el niño mantiene esta repetición a lo largo de la hora de juego diagnóstica).

Capacidad simbólica

El juego es una vía de acceso a las fantasías inconscientes del niños. Podemos observar:

  • La riqueza expresiva: es la capacidad del niño para buscar materiales con los cuales pueda expresar su problemática.
  • Capacidad intelectual: observaremos si el niños puede manejar la realidad acorde a su edad cronológica.
  • Conflicto: aquí veremos el contenido de la simbolización.

Personificación

El niño exterioriza roles en forma dramática o puede adjudicar a los materiales de juegos situaciones o conflictos.

Dentro de la hora de juego es significativo observar la tolerancia a la frustración en el juego de los niños, por ejemplo: se enoja por las dificultades que puedan darse por no realizar adecuadamente un juego, es un niño muy pasivo.

Criterios de interpretación

El juego del niño es adecuado “normal”

  • La plasticidad en el juego contiene buena creatividad
y capacidad simbólica.
  • Sus representaciones de situaciones son de acorde a su momento evolutivo, su contexto sociocultural y su realidad familiar.
  • Personificaciones que se aproximan a los objetos reales representados equilibrio entre fantasía y realidad.

El juego del niño neurótico

  • Su capacidad simbólica, le permite la emergencia de su conflictos en el “como si” de la situación de juego. Capacidad de discriminar entre fantasía y realidad.
  • Capacidad de comunicación con el psicólogo o terapeuta y con los juguetes.
  • Bajo umbral de tolerancia a la frustración o por lo contrario evidencian sobreadaptación en ciertas áreas.
  • Dramatizan personajes cercanos a la realidad, con cierta dosis de omnipotencia y agresividad.

El juego del niño psicótico

  • Dificultad para jugar.
  • No se trataría de un juego, en sentido estricto, en tanto hay simbolización (significante y significado son una misma cosa). Es sólo un juego de descarga.
  • Los personajes son extremadamente crueles.
  • Lenguaje poco adecuado y actitudes bizarras.
  • Dificultades de adecuación a la realidad.
  • Baja tolerancia a la frustración.

Como profesionales tenemos que observar detalladamente como el niño utiliza el juego y expresa sus emociones o fantasías inconscientes. 

Algunos libros que nos puedan servir de apoyo:

Donald Winnicott – Realidad y Juego.

Arminada Aberastury – Teoría Y Técnica Del Psicoanálisis En Niños.

Silvia Fendrik – Psicoanalistas De Niños  La Verdadera Historia (1,2, 3y 4).