La masturbación, una práctica dentro de la adolescencia


Javier tiene quince años y cuando entra al baño tarda horas. Sus padres están sospechando que se está masturbando, pero ¿Cómo abordar el tema si la sexualidad todavía es un tabú para los padres, hijos y la familia?, sobre todo por la idea de que mi niño(a) ya es un adolescente.

La masturbación, es la autoestimulación de los genitales con el objetivo de obtener placer sexual. Es una práctica íntima muy cuestionada en la adolescencia, porque a través de ella el adolescente puede reconocer mejor el propio cuerpo y a la propia sexualidad.

A partir de la pubertad el adolescente comienza a transitar cambios en su cuerpo como: Crecimientos de los vellos, cambios en la voz y aparecen las poluciones nocturnas en los varones. En las chicas les crecen las mamas, las caderas se ensanchan y aparece la menarquía (primera menstruación). También le crecen los genitales y el vello púbico.

La masturbación es un proceso que permite auto-explorarse, a estas edades necesitamos explorar nuestros órganos sexuales que están cambiando, porque ellos ya desde la infancia los conocíamos cuando empezamos a descubrir nuestro cuerpo y las sensaciones que se generaban el autodescubrirse.

En el varón la masturbación puede producir eyaculaciones y en las chicas secreciones vaginales que pueden culminar en orgasmos. 

Muchos consideran que la masturbación es solo para los varones, pero la verdad es que las chicas también la realizan, su manera de autodescubrirse puede ser a través de roces con almohadas y con sus dedos, entre otras.

La masturbación tiene una función principal, es la de aliviar las tensiones sexuales que van aunadas al desarrollo y al cambio hormonal. Además les permite descubrir su cuerpo y el placer que les produce, de esta manera pueden conocerse e ir construyendo el camino a la sexualidad con otra persona.

La masturbación va acompañada de fantasías y muchas veces aquí es donde el adolescente accede a la pornografía, esto les ayuda al aumento de la excitación y poder lograr el orgasmo.

Durante la masturbación se pueden experimentar sentimientos de culpas, baja autoestima y represión de emociones, porque al ser visto como un tabú para la sociedad, puede generar la sensación de “hacer a escondidas algo prohibido”.

Beneficios de la masturbación:

  • Descubrir sus genitales.
  • En las chicas, la masturbación puede ayudar a disminuir las molestias que en ocasiones van unidas a la menstruación.
  • No puede haber embarazo.
  • No hay riesgos de trasmisiones sexuales.
  • Alivio de la tensión sexual. 

¿Cómo hablar con nuestros hijos sobre este tema?

Lo primero que les indico a los padres es recordar su adolescencia o sus amigos y partir de una experiencia para conocer la temática y sentirse con la seguridad, recuerden que en muchas familias los temas de la sexualidad producen estrés y mucha tensión.

Padres y madres tenemos que hablar sin tabúes y con seguridad en la temática, además de respetar a nuestro adolescente, es decir “no presionarlos a comentarlos si lo está haciendo”. Recuerde que tanto usted como el adolescente se sentirán un poco incómodos con el tema, por las presiones sociales y familiares.

Si nos produce temor el tema, podemos pedir orientación o asesoramiento, para poder comunicarnos.

Si la masturbación se vuelve una práctica frecuente y cotidiana, podemos consultar un especialista, porque puede ser indicador de que nuestro adolescente necesita descargar tensiones o frustraciones que está reprimiendo.