Nativos digitales


Sentado en el food court de Multiplaza, miro el área de juegos infantiles, esta casi vacío, en hora de almuerzo y me pregunto ¿dónde están los niños y niñas? 

Al observar nuevamente, veo a niños y niñas sentados alrededor de las mesas con sus Ipad, Smartphone y justo a mi lado la hija de una compañera, una niña de dos años con un Ipad (cover color rosado y de agarradero). Su foco de atención en el punto es Youtube. Su madre al darse cuenta de mi descubrimiento expresa: Es que ella ha aprendido a usar el Ipad solita”… Entonces tengo ante mis ojos una homo sapiens digital.

Según Marc Prensky, se denomina nativos digitales u homo sapiens digitales a todas aquellas personas que nacieron durante las décadas de los años 1980 y 1990. Han crecido en un ambiente cargado de los avances de las tecnologías, son nativos de un lenguaje de computadores, videojuegos y sobre todo del internet. Pueden estar buscando información para su tarea escolar y al mismo tiempo en una videollamada con un amigo. Algunos consideran que pueden tener la atención en diversas tareas y se les denomina también “multitasking o multitareas”. Una de sus principales características es que prefieren los formatos gráficos a los tradicionales textuales.


Los inmigrantes digitales son las personas nacidas entre los años 1940 y 1980, son parte de un proceso de migración digital, provienen de un mundo analógico y para aprender a usar las nuevas tecnologías necesitan de la enseñanza formal. Se concentran en una sola tarea y en la mayoría de las ocasiones prefieren imprimir los documentos de la web, como la mayoría de los inmigrantes pueden adaptarse al entorno, pero sin olvidar sus raíces.

Muchos son los artículos y estudios que hablan sobre la generación “M” que viene de multitasking o multitareas.

Algunos docentes dicen que los niños, niñas y adolescentes de hoy no mantienen la atención y su nivel de concentración es bajo.

Padres, madres y docentes, ¿Ustedes se imaginan estar en un mundo tan lleno de estímulos con sonidos, imágenes y gráficos; para pasar a una clase de pizarrón y tiza? Actualmente muchas escuelas están implementando la tecnología y tienen tableros digitales o sencillamente reproductores multimedia para sus clases.


En las evaluaciones de admisión de primer ingreso de preescolares he observado que un porcentaje significativo de infantes tienen dificultades en las habilidades de psicomotricidad, es decir el agarre del lápiz, saltar con un solo pie y lo impresionante de esto es que cuando hago la entrega de resultados a los padres, algunos me expresan: “Llegamos a la casa cansados, como para ir al parque o no tenemos crayones en casa”, pero “es muy bueno(a) con la Tablet”.

La función del área frontal del cerebro, vinculada al razonamiento y la toma de decisiones, está limitada a desempeñar como máximo dos tareas al mismo tiempo, si no son muy demandantes cognitivamente, porque cuando nos hacemos dos actividades el cerebro es tan grandioso que puede dividir la actividad en los dos hemisferios, relacionando el hemisferio izquierdo con la tarea principal y la secundaria con el derecho.

Los adolescentes hacen varias actividades: Chatean, escuchan música en spotify, hacen una investigación de geografía, se toman fotos para snapchat y dan un like en instagram; ¡Pero cuidado! Los nativos digitales pueden desarrollar una mayor capacidad de memoria visual, pero si se encuentran ante un ejercicio o tarea que requiere atención sostenida prolongada aparecerán en algunos casos importantes dificultades, por eso debemos enseñarles planificación, organización de tareas y sobre todo priorizar las mas significativas.


¿
Qué podemos hacer para equilibrar la tecnología con la vida diaria?

  • Primero recordar que nosotros somos el ejemplo, nuestros hijos(as) están consecutivamente aprendiendo de nosotros.
  • Recordar la importancia de la capacidad de concentración en una tarea, porque al terminar una efectivamente, podemos empezar otra y así ejercitar el cerebro de forma adecuada.
  • Establecer prioridad en la administración del tiempo.
  • Recordar tener todos los materiales e información que necesitan al momento de dedicarse a una tarea.
  • Enséñeles a buscar la información, los niños y adolescentes son buenos en el internet, pero a veces necesitan apoyo para discernir toda la información que les ofrece un buscador web. 

El ciberespacio es un universo, a veces podemos sentir que nuestros hijos e hijas están a años luz de nosotros y en ocasiones intentar o compartir ese espacio con ellos, sentarnos a que nos enseñen sobre redes sociales, sobre nuevas aplicaciones puede ser el nudo reforzador o estimulador del vínculo entre padres e hijos.

Leave a Reply