Neuroplasticidad


Anteriormente se pensaba que el cerebro era estático, que teníamos un número determinado de neuronas que se perdían con el paso del tiempo y que nuestros genes condicionaban nuestra inteligencia.

Hoy en día las investigaciones neurocientíficas nos hablan de la neuroplasticidad que es la capacidad que tiene nuestro cerebro de formar y reformar redes neuronales permitiéndole adaptarse continuamente a las experiencias vitales. La fuerza de estas conexiones pueden variar con el uso o desuso de las mismas.

Muchas son las teorías de aprendizaje, pero de manera general el aprendizaje se da como un proceso donde se adquiere información del medio ambiente a través de los sentidos, donde nuestros intereses y motivaciones son fundamentales.

En las charlas a docentes y padres tengo una premisa que dice: “el aprendizaje debe ser divertido e interesante”, porque así se involucra de manera dinámica la capacidad cognitiva y afectiva que permitirán que el proceso de enseñanza- aprendizaje sea significativo.

Cuando aprendemos, nuestro cerebro forma y refuerza las redes, así las neuronas se comunican entre ellas, por medio de la sinapsis (enlace intercelular entre neuronas o entre una neurona y una célula efectora)

Dopamina y plasticidad

Recordemos que la dopamina es una hormona y neurotransmisor importante en la educación porque interviene en los procesos de gratificación y motivación, por eso es tan, pero tan importante que se den los elogios, gestos, miradas o conductas agradables para nuestros hijos y estudiantes.

Los estudios han confirmado que el pensamiento positivo está asociado al córtex prefrontal del hemisferio izquierdo, cuando estamos motivados liberamos dopamina está se encargará de activar los circuitos de recompensa, que permitirán que el aprendizaje se haga significativo.

Debemos tener presente en la neuroplasticidad:

  • Elogiar por el intento o esfuerzo.
  • Asumir los errores con naturalidad
  • Facilitar el camino de la creatividad.
  • No etiquetar.
  • Valorar el proceso en lugar de los resultados.
  • Permitir a nuestros hijos enfrentar sus retos.
  • Seamos mediadores no sobreprotectores.

Generalmente, lo novedoso motiva y facilita el aprendizaje. La neuroplasticidad y el aprendizaje van de la mano y las experiencias son fundamentales. Ahora, reflexionemos ¿Cómo deseamos que un niño lea en la escuela? Si en casa no ve a sus padres con un libro o leyéndoles cuentos. Además ¿Cómo queremos que nuestros hijos desarrollen sus capacidades? Si necesitan el primordial ejemplo que está en casa.

Las experiencias son indispensables para la neuroplasticidad, por eso recordemos que para facilitar el aprendizaje debemos también recrearnos, vivir momentos y situaciones con afectividad.