Objetos Escolares


Son nuevos, se cuidan, se muestran a todos los compañeros, se prestan, se comparten, se ensucian, se muerden (lápices), se prueban (gomas, masillas), se pierden, se recuperan y se dañan… en fin, pueden ser objetos que representen a nuestros niños, niñas, adolescentes y en algunas ocasiones a sus padres.

Los objetos escolares son materiales que sirven como medio de apoyo, para aprender o enseñar y sobre todo para interactuar con otros estudiantes.

En ocasiones, la compra de los útiles escolares puede ser un evento súper estresante “sí claro que sí”, pero lo podemos hacer divertido si toda la familia va de compras y genere en él interés en el año escolar desde este momento.

Fomentar la ilusión por comprar los útiles escolares

Hacer las compras previas nos ayuda a que nuestros hijos empiecen a mirar los libros que utilizarán durante el nuevo año escolar, si son libros de sus hermanos mayores, los mismos pueden explicarles las anotaciones que hicieron y en que punto deben reforzar un poco más.

Los padres también pueden conversar sobre los libros que utilizaban y como les fue durante ese grado, como era su maestra y demás detalles que de por sí “casi siempre le parecen interesante al niño y niña, porque reconoce que su padre o madre un día fue un estudiante como él o ella”.

Agentes distractores

Recuerdo un niño con dificultades de atención selectiva, tenía un cuaderno de “The advengers” (los vengadores) versión 3D; al moverlo de aquí para allá los personajes daban la impresión que caminaban de manera que era el objeto perfecto para desfocalizar la atención y no seguir la clase.

Sí, algunos objetos escolares pueden ser agentes distractores, pero recordemos que con el pasar de los meses el niño se adaptará a ellos, luego esos estímulos no son tan impactantes.

Con frecuencia llega a mi consulta padres a mitad del año escolar molestos porque el hijo(a) perdió esa libreta de cinco materias “tan cara”; señores más que un complemento de moda y estética, aprovechemos la situación para enseñar a nuestros hijos valores. Recuerde, tenemos que “arroparnos con la manta hasta donde nos dé” y aceptar nuestra realidad.

No hay que comprar por comprar

Me gusta recordar que los estudiantes le otorgarán un significado a cada objeto, algunos serán especiales y otros de no mucho interés, pero serán los objetos que los acompañarán durante este nuevo año escolar.

Tengamos presente que estos objetos pueden facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

“Recuerden que todo es un aprendizaje y si tiene experiencias se hace significativo”.

Entonces empecemos a responsabilizar a nuestros niños, niñas y adolescentes por el cuidado de sus útiles escolares, el arreglo diario de sus uniformes escolares, así como crear hábitos de estudio. Además de enfatizarles la importancia del proceso de educación en la vida personal y profesional del ser humano.

Leave a Reply