Ritmo de aprendizaje lento


Elías tiene 13 años va en octavo grado, desde la primaria su rendimiento académico es regular (entre 3 y 4), en los exámenes y asignaciones se toma más del tiempo determinado para la actividad. No le gusta el colegio, porque sus compañeros de colegio lo llaman “Icotea”, le hacen bromas pesadas y ahora que en proceso de desarrollo se ríen por sus variaciones en el tono de voz. 
Los padres se preguntan si ¿será lombrices o amebas?, ¿será que se esta desarrollando?,¿porque será más lento que sus primos?, entre otras interrogantes interminables que nos hacemos cuando la situación escapa de nuestras manos.
Todos tenemos diferentes estilos y ritmos de aprendizajes 

Los  niños, niñas y adolescentes con  ritmo de aprendizaje lento son aquellos que presentan dificultades para seguir un ritmo de aprendizaje “normal” o adecuado, pueden presentar problemas a nivel de memoria, con una baja capacidad de atención a estímulos verbales y de expresión, además dificultades para evocar y recuperar la información aprendida. 

También presentan un desarrollo dentro de los parámetros comprendidos para su edad, pero tienen inmadurez en el área cognitiva o verbal, lo que provocara lentitud para aprender. No entran en la clasificación de Retraso Mental del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV), ni presentan dificultades visuales, auditivas y sensoriomotoras.

Presentan una lentitud, desinterés, deficiencia en la atención y concentración en su proceso de aprendizaje, afectando su rendimiento global. Estas características se presentan en niños con un desarrollo normal y con inmadurez en el área cognitiva o verbal, lo que provocaría una lentitud para aprender. También se pueden ver en niños con retraso mental, dificultades auditivas severas y alteración en la psicomotricidad. Por eso es de suma importancia una evaluación completa de la capacidad intelectual y procesos necesarios para el aprendizaje, además de aspectos emocionales. 

A continuación algunas características de niños de Aprendizaje Lento según Luis Bravo Valdivieso 

  • Lentitud para procesar la información escolar y para seguir el ritmo de aprendizaje del resto de sus compañeros.
  • Inadecuación entre el nivel de desarrollo de sus estructuras cognitivas y el grado de complejidad de los contenidos escolares.
  • Baja motivación para aprender, acompañada de una baja autoestima.
  • Inadecuación entre sus habilidades psicolínguisticas y el lenguaje utilizado por el profesor.

Las principales características es la necesidad de repetir las cosas muchas veces para que se le “graben”, su forma de razonar es sencilla “prefieren lo práctico y concreto”, sus periodos de atención son bajos, son mejores en tareas cortas, algunos son tímidos y se les dificulta las relaciones interpersonales.¿Cómo podemos apoyar a estos niños, para facilitar el proceso de enseñanza – aprendizaje? 

  • Al momento de dar ordenes o instrucciones, utilice un lenguaje claro y sencilla, puede pedirle que repita o le explique que comprendió.
  • A la hora de estudiar eliminar agentes distractores.
  • Como padres debemos involucrarnos en le proceso de enseñanza aprendizaje, es decir reforzar y apoyar a nuestro hijo en sus actividades. 
  • Para brindar un mayor apoyo el estudiante necesita las destrezas básicas como: lectura y matemáticas. 
  • Elogiar por sus logros por pequeños que sea.
  • No desvalorizar al menor con frases como: “torpe”, “bruto”, entre otras.
Como padres y madres, debemos recurrir a los profesionales idóneos y expertos en la materia, antes de diagnosticar o etiquetar a nuestros hijos. Además de mantener comunicación con los docentes y gabinete psicopedagógico del centro educativo.

Leave a Reply