La importancia del Role Play


El juego va de la mano con la imaginación, cuando los niños hacen “Role Play” o juegos de roles pueden convertirse en alguien o algo más. 

En el juego de roles el niño se da la libertad de experimentar habilidades sociales, jugando con sus amigos logra entenderlos, comprenderlos y sobre todo fortalecer lazos con ellos. A través de diversos roles que no se limitan por un juguete o disfraz, ya que puede con una simple caja de cartón imaginar que es un castillo y tiene que rescatar a una princesa o con su ropa pensar que es la armadura más poderosa del rey. 

El juego de roles puede desarrollar:

Habilidades sociales: jugando diversos roles que involucran habilidades de comunicación verbal y no verbales. Aprenden a controlar los impulsos mientras esperan turnos para intervenir en el juego como cual héroes o también villanos. 

Habilidades de lenguaje: cambios en el tono de voz o cuando dramatizan otros personajes como por ejemplo una mamá con un bebé dejan a flor de piel la empatía que pueden sentir por diversas situaciones que se pueden estar dando o están observando. 

Cognitivo: el niño puede recurrir a sus experiencias pasadas y ponerlas en practica para desarrollar el juego con lo que conoce o puede aprender de sus compañeros. Durante los primeros años de escuela es muy común observar a los niños jugando a la “escuelita” y los más pequeños aprendiendo números, letras y la vida escolar antes de entrar en ella. 

Psicomotricidad: implica habilidades motoras gruesas y finas desde crear una mascara, cortar cartón para hacer platos de cocina o los famosos productos del supermercado con diversos colores y a dramatizar que son cajeros o los dueños del mercado.

Dentro de mi consultorio he tomado los más increíbles té con la realeza europea, una vez hasta me senté con Trump a tomar un café y he sido paciente de los mejores doctores de juegos.

Papá y Mamá: el “Role Play” puede fortalecer el vínculo con sus hijos, así que déjese llevar, permita al niño conocer un padre accesible en el juego, que el tiempo no sea una limitante, solo es cuestión de imaginación, porque en un “tranque” pueden fantasear que están en el titanic y un mundo de aventuras saldrán en escena. 

El juego de roles puede ser una herramienta importante dentro de la terapia infantil porque puede ayudarnos a conocer mejor a ese niño que necesita contar lo que esta pasando. 

No nos centremos en hacer preguntas directas y parecer investigadores que si no conlleva un rol dentro del juego con imaginación el niño nos percibirá como invasores a su privacidad.

Esta técnica es un juego que le permite al niño desarrollar habilidades, contar historias y tomar distancia de conflictos.