Tiempo y calidad para compartir con los hijos


Tranques, múltiples ocupaciones, horas extras, reuniones laborales, poco tiempo para la familia, es una realidad que viven muchos padres actuales, entonces ¿Qué hacer para compartir y convivir con los hijos de manera significativa?

Muchos profesionales recetan a los padres “dedique calidad de tiempo”, pero lo que para usted puede ser calidad de tiempo, para su niño(a), adolescente puede ser un paseo aburrido y de poco interés. Por eso es importante compartir tiempo con los hijos para conocer sus intereses, sus actividades y de esa manera convivir en un momento apreciado, además de divertido para todos los miembros de la familia.

El acompañamiento de los padres a lo largo del desarrollo y crecimiento de los hijos es vital para su mundo emocional, social y físico.

Algunos padres piensan que si pasan todo el tiempo al lado de sus hijos es dedicarle un tiempo de calidad, pero estar allí es más que la presencia física, es que el menor sienta que su padre y/o madre esta acompañándolo emocionalmente.

El tiempo es importante, porque nuestro hijo(a) debe sentirse en la seguridad que puede recurrir a nosotros en cualquier instante.

Considero que el tiempo y la calidad deben ir en sintonía, porque imaginemos que tenemos un huerto y utilizamos las semillas más sofisticadas, pero si le regamos agua una vez a la semana, podrán sus frutos ser igual de productivos, que la que fue regada diariamente y sobre todo utilizando abono.

Cuando son más de dos hijos es importante compartir con ellos y también dedicarle espacios, porque los intereses de uno no son los mismos intereses del otro. 

tiempo_a_tus_hijosCalidad de tiempo

Calidad de tiempo podría mencionar que son esos momentos significativos, tan apreciados y valorados que forman parte de nuestra base emocional.

Algunas condiciones que nos ayudaran a conocer que es un tiempo de calidad:

  • Hacer cosas que el niño desea hacer: A veces, planeamos una salida con el niño que pensamos es de su interés, y cuando regresamos a la casa y le preguntamos a nuestro hijo, qué recuerda, sencillamente nos dice “el chiste del carro”. 
  • Escucha activa: Implica desconectarnos de otras actividades mientras le dedicamos el tiempo para escuchar sus inquietudes. 
  • Empatía y contención: Es decir conocer, respetar y tratar de comprender sus emociones, para poder sincronizarnos con nuestros hijos.

Después de tener algunas ideas de tiempo de calidad, pensamos “como hacemos” si el trabajo y otras actividades me restan tiempo para la familia.

Actividades-para-divertirte-y-compartir-tiempo-con-tus-hijosAquí les sugiero algunos puntos a tomar en cuenta para que la calidad y tiempo sean significativos y productivos:

  • Organización: A veces no es que no tenemos tiempo, sencillamente es que no sabemos organizarlo o administrarlo, entonces debemos aprender a organizarnos, porque el tiempo de nuestros hijos debe estar dentro de nuestras actividades imprescindibles e importantes.
  • Focaliza: No llevar trabajo para la casa. El tiempo de nuestros niños es de ellos, no para responder emails, contestar llamadas de clientes. Debemos focalizarnos y disfrutar ese tiempo con ellos. 
  • Aprovecha momentos diarios: Empieza a crear rutinas, como desayunar todas las mañanas juntos, jugar un juego de mesa una vez a la semana. Aprende a valorar el tiempo de calidad con los hijos. 
  • Comparte intereses en común: Si tienes intereses en común aprende a compartirlos, si los intereses de tu hijo son distintos “aprende a conocerlos”. Si esta mirando un programa de mangas, sencillamente pregúntale si te puedes acercar y deja que él te explique la temática, de seguro se sentirá emocionado, porque tiene la oportunidad de enseñarte algo que no conocías y sobre todo tu interés de conocer su mundo.
  • bdwDisponible: Bríndale la oportunidad de que se acerque a ti cuando desee y que lo escucharás con todo el interés y atención que él se merece.
  • Tiempo para usted: El tiempo para nosotros como personas, padres, parejas, no puede ser igual que el que compartimos con los hijos, porque entonces no nos brindamos calidad ni a nosotros, ni a nuestra pareja, ni a nuestros hijos.

Entonces el tiempo y la calidad deben de ir de mano. Tiempo para conocer a nuestros hijos y calidad para disfrutar esos momentos que pueden llegar a ser inolvidables.

Recordemos que nuestro mejor cliente, la mejor producción y el proyecto de vida más grande es nuestro hijo, por eso necesita de nuestro tiempo y calidad.

Leave a Reply