Trastorno de la comunicación social (pragmático) #TCSP


Los padres de Pedrito sospechan que su niño tiene algo de autismo, aunque tiene un lenguaje adecuado para su edad, buena pronunciación de sus palabras y puede construir oraciones. Al momento de mantener una conversación con sus compañeritos presenta dificultades, también al saludar o despedirse cuando va de visitas donde los amigos de sus padres y familiares.
Sus padres están preocupados, porque es un niño reservado y de pocos amigos, su rendimiento académico es bueno y puede seguir las indicaciones escolares.

Los niños con un Trastorno de la comunicación social (pragmático) TCSP presentan dificultades para hacer amigos y establecer conversaciones.

¿QUÉ ES?
Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales quinta versión (DSM5) el TCSP se caracteriza por una dificultad primaria con la pragmática, o el uso social, del lenguaje y la comunicación que se manifiesta una dificultad en la pragmática, o el uso social, del lenguaje y la comunicación que se manifiesta en forma de deficiencias de la comprensión y para seguir las reglas sociales de comunicación verbal y no verbal en contextos naturales, para cambiar el lenguaje según las necesidades del que escucha o la situación y para seguir las normas de conversación y narración. En la última actualización de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE- 11) se denomina Trastorno Pragmático del lenguaje.

Fuente: Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5®. Edited by American Psychiatric Association.

¿CÓMO RECONOCERLO?
Anteriormente algunos profesionales clasificaban a estos niños como un trastorno generalizado del desarrollo y para ser más específico trastorno de Asperger, hoy en día con la salida del DSM5 sabemos que el asperger desapareció del DSM5 y después de muchos años de investigaciones se encontró que el Trastorno de comunicación social pragmático no es un criterio exclusivo del trastorno del espectro autista.
Dentro de los criterios podemos observar:

Recordemos que los niños con un TCS pragmático tienen dificultades en su lenguaje verbal y no verbal.
Son niños que con frecuencia son obligados a saludar y hasta pasan por ser tildados de “antisociales” en los centros educativos.
Cuando en el colegio son presionados para integrarse lo hacen de una manera formal y muchas veces pareciera su lenguaje como SAP ( por sus siglas en inglés Supplementary Audio Program, Second Audio Program) muy mecánico y programado. Es decir, al momento de expresar no establecen la mirada, sus gestos y su lenguaje corporal no son apropiados al discurso o tipo de narrativa que están expresando dentro de una conversación.
Se les dificulta entender refranes, metáforas o las conversaciones irónicas, esto puede hacer que se aíslen de sus compañeros, porque sencillamente no están entendiendo que es lo que quieren decir los demás.
En el aspecto académico pueden leer y de buena manera, pero tienen dificultades al leer los signos de admiración o de exclamación, además en la lectura comprensiva y muchas veces pueden memorizar para los exámenes o evaluaciones parciales.

¿QUÉ PODEMOS HACER?
Padres, lo primero es una evaluación. Leer este u otros artículos y que su hijo tenga todos los ítems como quien hace un check- list no es un indicador válido de que el niño presenta el diagnóstico, por eso debemos acudir a un profesional (psicólogo clínico, neuropsicólogo, paidopsiquiatra, neuropediatra y terapeuta de lenguaje) que corrobore o descarte nuestra observación.

Señores les recuerdo que el diagnóstico no es la cura, es solo el primer paso del camino, pues debemos considerar las indicaciones, recomendaciones, intervenciones, tratamientos, planes remediales o terapia que indican los profesionales, para poder ver un pronóstico más favorable.

EN EL COLEGIO Y HOGAR PODEMOS:

  • Mantener comunicación con el gabinete psicopedagógico y docentes para conocer las adecuaciones curriculares que pueden ser no significativas, significativas y de acceso dependiendo de la evaluación integral.
  • Apoyar en la lectura porque debe ser interactiva. Pedirle que le cuente que está pasando en la misma y usted como facilitador, ayúdelo con las expresiones o gestos emocionales.
  • Valorar los refranes en la comunicación, es decir: explique qué quiere decir, para que la pueda integrar y poner en práctica.
  • Establecer contacto visual y hablar sobre las maneras adecuadas de pedir favores o dirigirse a las personas.

Sé que puede ser difícil tener un niño con este diagnóstico, pero debemos tener presente que no debemos obligar al niño a saludar, despedirse o que trate de establecer conversaciones.
Poco a poco con el apoyo de las terapias lo podemos ir integrando.